domingo, octubre 22, 2006

¿Qué es una fiesta de cumpleaños?

Con pretexto de que hoy es mi cumpleaños desahogaré todos los sentimientos que he vivido durante esta fecha.


La primera foto que encontre en los albumnes fue el pastel de chocolate de mi prima Mariaelena cuando cumplía un año, y no lo van a creer pero recuerdo que desde esta edad comenze a envidiar a la “Willys”.

La segunda foto en la que estoy con un pastel de cumpelaños, creo que no era precisamente mío… tenía 2 años y junto a mi estaba mi tío Eligio (del que platicaré un día de estos).



Mi fiesta de 3 años, pintaba para ser innolvidable, un pastel grandísimo sobre el cuento de Caperucita Roja, que presumía tener la casa de la abuelita, su bosque, y por supuesto las figuras de la Caperucita y el Lobo Feroz hechos de azúcar, con varias piñatas llenas de juguetes, con la animación de los payasos que vivían en el departamento de a lado, con la gran parte de mi familia, y todo organizado en el Jardín; pero pues a pesar de todo esto solo recuerdo que lloré y lloré por qué en primera no quería partir MI PASTEL era mío y solo mío, y en segundo las PIÑATAS con todo y juguetes también eran mías y tenía que haberlas roto yo (tienes razón, lo acepto soy algo egoísta).



Pasamos al festejo de 4 años, pues de este no recuerdo algo importante, pero sí puedo decir que apartir de esto Bere, estará rondando por aqui, y a pesar de la envidia que llegaba a sentir en algunos momentos hacia Mary, sabe que a pesar de todo la quiero un chingo.



No encontré archivo alguno del quinto cumpleaños.

De mi cumpleaños 6 si tengo algo que contar y lo tengo presente aún, ja,ja,ja, esté año festejamos los cumpleaños de mi hermanito que cumplía 2 años, de mis primos Gustavo y Rafael que cumplían 7 y 6 y por supuesto el mió. ¡¡Gus y Rafa, gracias por romperle la cabeza a mi primer Barbie que tuve!! Mis amigas de la infancia aparecen por ahí, Argelia y Berenice, las quiero mucho.



Nos saltamos al cumpleaños número 9 de los otros tampoco hay archivos. En este cumple recuerdo que estaba enojada, por qué no lo sé, habrá sido por las rosas que me regalaron (creo que a esa edad unas flores no es lo más indicado); mi hermano me imitaba haciendo caras, cómo podía tener el cabello tan largo ¿podré volver a tenerlo así?, a esa edad use braquets como ahora.



Según mi fiesta de 10 años tenía que ser sorpresa, pero pues no era tonta, por algo te ponen vestido de fiesta, invitan a la vecina de a lado, y escuchas decir a tu papá que la fiesta sería en la casa de mi tío Lauro mientras hablaba por teléfono. Desde este año odie el pastel de fresas. Además por qué tenía que organizar la panzona de Norma mi fiesta, después de todo me robo la atención de mi tío al darle nietos (¿se percibe algo de resentimiento?).



Después festejamos el cumpleaños número 7 de mi hermano y el 11 mío. ¿Por qué nunca tuve una fiesta con mis amigos? Esta fue la primera fiesta que se hizo para los niños del pueblo y que me parece perfecto que mis papás hayan querido compartir lo que nosotros podíamos tener y aún lo realicen. De ese día recuerdo mucho los pequeños once pastelitos míos sobre la mesa, los tamales y que solo veía globos.



He llegado a los 15 años… la mayoría a esa edad piensa en la fiesta, el vestido y esas cosas pero yo no, no estoy deacuerdo con ese tipo de fiestas que no disfrutas nada, donde siempre habrá algo de que avergonzarse y el gasto de dinero sale sobrando. Tío Lauro, gracias al nacimiento de tus nietas mi viaje en un crucero que me prometiste para este aniversario se ha pospuesto hasta ahora. Recuerdo que lo que yo quería era una computadora o un carro, ropa o algo así, pero pues a cambio mi mamá me dio un anillo (que perdí al siguiente día jugando en las canchas de basquet de la prepa), una muñeca (que heredé ya a mi hermana desde hace unos años), a quién se le ocurre darme esas cosas…



La fiesta de 16 me hizo estar enojada con mi hermano mucho tiempo, ese punto rojo que se ve entre mis cejas es gracias al impacto del tenedor que me avento mi pequeño hermano. Si no hubiera tenido los lentes puestos quién sabe. Buena puntería Pancho.



¡Rayos! Recordar todo esto ya se ve muy lejano fue hace ya mucho tiempo atrás.

Me saltó a los 18 donde claramente no estaba muy feliz, mi papá llegó algo indispuesto y como me hace enojar que no pueda contra esa enfermedad suya. En fin… mejor les cuento como festejamos mi cumpleaños el 1 de noviembre mis primas y yo en Mazapa, confesaré que me robé una botella de tequila de la cantina de mi papá (al fin tenpia muchas y nadie se iba a dar cuenta), me compraron un pastel y nos fuimos al jardín, Mary, Miriam, Liliana, Angela con su ahora marido y la Gaby para hacer compañía. Fue la primera vez que me emborrache y solo han sido dos, aclaro. Fue tan divertido, no paraba de reír, decir babosada y media, me caí junto con Lili en una sanja, caminando en zig-zag, terminando en la esquina de la casa con chocolates en forma de calaverita que regalaba a quien pasara por ahí, y siguiendo el consejo de Rúben de que masticara un AlcaZeltzer para que se me bajara, pero mi madre tuvo que salir antes de que causara efecto, recuerdo que me dijo que mi papá borracho y su hija igual (después de eso, mi mentalidad con respecto al uso del lcohol cambió), que me fuera a la casa y me acostará, y eso hice. Es un grato recuerdo este.



Pasando ya a los veintes, el último que tuve con pastel, chocolatito, regalos y acompañada de mis hermanos y papás fue el de los 22. Durante el día Mariana me acompaño, me festejaron en el Museo con un pastel, Tania y Ale me regalaron un lindo baloncito de futbol (uno de mis mejores regalos de cumpleaños). Espere a verte ese día, y solo recibí una llamada, pero para entonces fue suficiente.



Para terminar con todo esto, la crisis existencial, la soledad y otros sentimientos negativos me han invadido en este día, sueño con un pastel en forma de cancha de futbol o en forma de balón, supongo que lo tendré que hacer yo misma para el próximo, tamboén me gustaría la compañía de la gente que quiero habrá que hacer una reunión, otra vez no estuviste conmigo, y desde hace un año ya no es suficiente una llamada por teléfono. Olvidando todo lo malo me voy a la cama. ¡Felices 24 para mí!

2 comentarios:

lupis dijo...

Hey hola como estas?
ps yo aqui saludando y deseandote
felicidades! que cumplas muchos años más...y pasare más seguido por aqui ya ke te pierdes y no se ke pex jaja.

Zaz cuidate mucho, eres chida muy chida vales mil nunk cambies!


Besos!


atte.
Lupiss Fonseca

YO dijo...

me duele la cabeza...quién me tiró la piedra?