sábado, mayo 15, 2010

Yo no lo esperaba

Leyendo uno de los cuentos de Atrapadas que toca el tema de la llegada de la menstruación me vino a la mente el día en que me paso a mí.

Era 3 de mayo de 1995, tenía 12 años, estaba en segundo de secundaria. Era miércoles, no había tenido mayor sintóma hasta una clase antes del recreo en donde el estómago me punzaba muy fuerte, recuerdo que durante el descanso estuve con Lucero en una esquina del auditorio quejandome del dolor de estómago que tenía, pero aún así, sabía que era un dolor diferente, no sé por qué no fui al servicio médico, a lo mejor ahí la doctora me hubiera comentado lo que estaba por suceder.

Ya de regreso en el salón, trate de poner atención a la clase pero de pronto tuve que salir corriendo al baño, por suerte estaba frente al salón, descubrí una manchita color marrón y no entendí nada. No era un dolor de estómago normal, regrese al salón. Por suerte era un día en el que no tenía clases en la tarde también.

Llegue a mi casa con los retorcijones, le platique a mi mamá de mi dolor y me dijo que de seguro era por algo que había comido en la escuela me había hecho daño, fue hasta que le mencione la manchita color marrón cuando entendió ella lo que había pasado, dijo, ya te bajo, ¿me bajó qué? pregunte, a lo que ella dijo la palabra menstruación, me asuste, me llevó al baño, me dio una toalla, dijo póntela y fue todo de parte suya.Después de un largo rato comenzó a caerme el veinte, comencé a recordar la película que nos pusieron una vez en sexto de primaria, las pláticas en la secundaria y recuerdo que me sentí triste. En cambio creo que para mi madre fue todo un suceso, se los contó a todas mis tías, a mi papá.

¡Qué vergüenza!

Antes de leer "Un día tan esperado", de Nuria Almergon, para mi la menstruación no ha sido algo que disfrute (bueno, quién lo disfruta), son 7 días en los que me siento tan incómoda, en que los cólicos no me dejan en paz y en los que maldigo ser mujer; ojalá mi mamá me hubiera platicado una lindo cuento para no sentir que es más un castigo que una bendición.

5 comentarios:

Helga Sanz dijo...

jejeje.... todas pasamos por lo mismo... lo que yo odie de ese día fue la toalla sanitaria era una cosa enorme casi ni podia caminar.

En ese tiempo eran las rectangulares inmensas... las odio.

Mi papá me dijo ya no eres mi niña ahora es una señorita, me dolio las palabras de mi padre, yo queria seguir siendo una niña.

De colicos muy pocos, creo que he sido de las agraciadas en ese sentido, porque a mi hermana se muere cada ves con los dolores.

A ver cuando nos cuentas sobre la orientacion sexual que te dio tu mami. porque la mia fue fatal, me puso a ver una pelicula que se llama El apango. tenia 13 años y me queria morir del terror que me dio.

bye

nelly dijo...

Hola. Me presento, soy nelly y es la primera vez que te visito; pero antes de seguir viendo lo que hay en tu blog, no me resisti a dejar mi comentario.

Para mi también fue una muy mala experiencia, sobre todo por lo que dices, eso de que la mamá le cuenta a toda la familia, yo le dije a mi mamá "No le digas a mi papá" y cuando me di cuenta ya se lo estaba diciendo cuando me creyó dormida. Ah no falta la tía "buena onda" que quiere platicar contigo.

Y como dice Helga, todas pasamos por lo mismo. Ojalá que para nuestras hijas podamos darles una mejor orientación. UN BESO

akyanyme.com dijo...

Venga venga! También hay chicos leyendo el blog...no a la discriminación! xD
Pues que puedo decirte...para mi, es cuando más delicadez pongo en mis palabras...más tacto...que si no...me va como en feria con la leona! Saludos.

PD. Me sorprende la exactitud de la fecha de tu "bajón"

PD. Me se un buen chiste! Espero no incomodé!

Cuentan que era la primera menstruación de Mafalda y estaba sola en casa. No sabía que hacer, entonces se le ocurrió ir a casa de su mejor amigo Felipe, y le dice:
-Hola Felipe, ¿está tu mamá?
-No Mafalda, ¿en qué te puedo ayudar?
-No Felipe, son cosas de mujeres, no te puedo contar.
-No pero dime... ¡yo se mucho de mujeres!
-No Felipe, ¿está la muchacha de servicio?
-No pero cuéntame a mi, ¿qué te pasa?... ¡yo se mucho de mujeres!
-No Felipe, ¿y tu hermana está?
-No, dale, dime a mi... ¡que yo se mucho!
-Bueno Felipe... te cuento.
Mafalda se levantó la falda y estaba toda ensangrentada; Felipe horrorizado le dice:
-Mafalda... ¿qué hiciste? ¿¿¡¡te cortaste los huevos!!??

xD xD xD

Ch¡o_KpUcHiNo dijo...

jajajajaajajajajaj
aaaaa esta bueno
el chiste de mafalda
jajajajajajaajjajajajaja
ah mi pansita
hay kika solo tu haces esto jaajajajajajaa

Giselle dijo...

Jajajaja
Pobre Felipito!

Y tampoco me resisto a escribir de la mia

La verdad yo de la fecha ya ni me recuerdo pero si que fui a quedarme un fin de semana en casa de una amiga y fuimos a casa de su Tia donde encontre un chico que me gusto jajaja cuando de repente me dio un doloron pase al sanitario y ¡zaz! el manchon :o(
le dije a mi amiga y nos regresamos a su casa, me dio unos trapitos pues ella eso usaba y me regreso a mi casa

Platique con mi Madre y teniendo tantas dudas le comence a interrogar y como ella fue criada en otro concepto me mando a freir esparragos jejejej al rato llego mi Padre y escuche que le platico
ggrrrrrr la furia, que feo senti, me senti defraudada que algo tan intimo que le comparti, se lo fuera a platicar a el x ser hombre

Al cabo del tiempo se lo comente y se disculpo y claro yo ya lo entiendo

De colicos en la torre, apenas estoy dejando de padecerlos, aaaaah que calvario!!!

De las toallas, me toco el lanzamiento de las saba, jejeje las del rombito, jejeje padecia una sensacion cuando andaba en esos dias como que me colgaba ese negocio y solo cuando comence a usar saba, que eran anatomicas jejejeje deje de padecer eso, dicen que era inflamacion de la matriz
Pero era tal esa sensacion que me hacia buscar lugares tapaditos para detenerme cruzar piernas y calmar ese dolor
Ji ji ji ji benditas sabas

Con mi hija yo tome otra actitud y la leccion de la vida completa, creo no lo hice mal, deja le pregunto