domingo, febrero 03, 2013

De nuevo...

El día de hoy murió un árbol, un árbol que no tenía la culpa, ninguna culpa de que existan "personas" que no respeten lo ajeno, que se aprovechen y que se les haga tan fácil entrar a una casa que no es suya y se lleven lo que a otros les ha costado tenerlas con mucho trabajo. Pero esto es de energías y así como lo positivo, lo negativo rebota y la justicia tarde o temprano llegará. Mi familia ha sufrido mucho con este tipo de acciones, pero somos fuertes, nos pegan, nos tiran pero sabemos levantarnos.

El arbolito murió porque con él se ayudaron a cometer el acto y mi papá en su enojo y frustración se desquitó con él, pero ya se pidió perdón y próximamente plantaremos uno nuevo.

3 comentarios:

cuchiflitina dijo...

Lo importante es que esteis bien... y que no os haya pasado nada...
Muchos besos

Dezazu dijo...

Espero que esteis bien!!un beso y mucha fuerza, besos grandotes

AGARSA dijo...

Acabo de conocer tu blog, te confieso que no me gustó la actitud de tú papá, pero ¡así somo los seres humanos!, primero pateamos y luego pedimos perdón, (¡lo siento!, me salió del alma). Pero ¿quién somos para juzgar o señalar?, en mayor o menor grado hemos "pecado", y en lo personal trato de enmendar lo que dañé (y más de una vez las lágrimas han lavado mi cara y pienso ¡me lo merezco!).
Que bueno que no les sucedió nada a ustedes, lo material se hace, la vida NO.
Que bueno conocerte...